Inauguración de las Jornadas sobre Ibn Gabirol

Calvo llama a conseguir un espacio de encuentro para la convivencia entre todos los españoles, como fue posible en tiempos de Ibn Gabirol

La Moncloa, Madrid, miércoles 21 de abril de 2021

Carmen Calvo considera que "es importante recordar toda la historia completa" de Ibn Gabirol, "un español, un judío importantísimo en la poesía, en la influencia de todos los judíos del mundo que han mantenido, preservando en su memoria a los sefardíes españoles". La vicepresidenta ha querido mostrar su orgullo por "esta historia" y "este pasado", porque "esto no le añade a España más que grandeza, sabiduría, profundidad. Es un gran activo el que tenemos y el que tienen los judíos españoles y el resto de los ciudadanos con nuestra historia común".

Organizadas por la Asociación Ibn Gabirol y la Federación de Comunidades Judías de España, las jornadas pretenden poner en valor a este malagueño, figura del pensamiento judío, y para ello reúnen a prestigiosos especialistas de la filosofía y la literatura, que permitirán conocer mejor su persona, su legado y su influencia en pensadores y escritores posteriores.

La vicepresidenta primera ha recordado que es la responsable en el Gobierno de España de las relaciones con todas las confesiones religiosas, "que tratan de preservar nuestro derecho fundamental a la libertad religiosa". "Somos un país con diversidad religiosa", ha subrayado Calvo, "y por ello me parece extraordinariamente importante mantener en la memoria la aportación de Ibn Gabirol".

Calvo ha expresado que se siente "particularmente concernida porque 'ha malaquí' ('El malagueño', como se conocía en la época a Gabirol) era de origen cordobés su familia" y por eso "me siento también en esa particular pertenencia".

Enseñanzas imperecederas

En opinión de la la vicepresidenta "hay mucho que seguir aprendiendo todavía de Ibn Gabirol", por ejemplo, "cuando él dice que la paciencia trae la paz, que las prisas lo contrario". Es necesario "seguir reflexionando qué pasa en este mundo donde la violencia de todo tipo viene de la mano de lo rápido". "Construir la convivencia, los afectos, el espacio común y el interés general", reflexiona Calvo, "requiere de la lentitud" y de como decía Gabirol, "para empezar a estar con otros, primero el silencio, después escuchar y luego recordar".

La vicepresidenta ha afirmado que estas reflexiones y enseñanzas "son imperecederas", que "sirven a cualquiera" y que "son urgentes ahora". De esta forma, señala, "tenemos que conseguir preservar un espacio de encuentro, como Gabirol hizo, "en una España también complicada para la convivencia", entonces "por diferentes posiciones religiosas" y ahora "tal vez sean más ideológicas", pero "la verdad humana que subyace es la misma: la capacidad de poder estar todos, diferentes, libre, iguales, pero todos".