Bolaños entrega a la FEMP el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia Católica para impulsar su regularización

Jueves 27 de enero de 2022

A partir de ahora, será la FEMP la que haga llegar la información a los ayuntamientos para que las corporaciones que cuentan en su territorio con alguno de esos inmuebles puedan adoptar las medidas necesarias para restablecer su seguridad jurídica y su titularidad.

El pasado lunes el presidente del Gobierno y el presidente de la Conferencia Episcopal anunciaron un primer acuerdo para aclarar la situación legal de un millar de los 35.000 bienes (más de 20.000 de ellos lugares de culto) que la Iglesia inmatriculó de forma extraordinaria entre 1998 y 2015 aprovechando una reforma legal.

"Esos bienes fueron registrados por primera vez en los registros de la propiedad por la Iglesia Católica. En esas inmatriculaciones se han detectado errores y la Iglesia reconoce que no le corresponden. Ahora toca regularizar su situación para que vuelvan a manos de sus legítimos titulares", ha asegurado Bolaños.

El ministro ha agradecido a Abel Caballero la disposición de la FEMP a colaborar en este importante avance para impulsar la necesaria regularización de este millar de bienes cuya titularidad no le consta a la Iglesia. En todo este proceso, la FEMP podrá contar con la cooperación tanto del Gobierno como de la Comisión de trabajo creada con la Conferencia Episcopal.

Avance importante pero no definitivo

El ministro ha subrayado que este es "un avance importante, pero no definitivo", puesto que la comisión de trabajo creada con la Conferencia Episcopal sigue activa y continuará revisando la situación jurídica de los 35.000 inmuebles que figuran en el listado elaborado por el Gobierno y que hizo llegar a la Conferencia Episcopal.

Bolaños ha agradecido a la Iglesia el trabajo conjunto que se ha llevado a cabo y su voluntad de diálogo. "Es importante que pongamos en valor los acuerdos, el diálogo y el resultado de ese diálogo, que es política útil. El resultado en este caso son mil bienes que van a volver a manos de sus legítimos titulares", ha concluido el ministro.