Día Internacional de la Tolerancia

Bolaños reivindica la importancia de reforzar la democracia en un momento en que "están en auge voces que hacen de la intolerancia sus señas de identidad"

Federación Española de Municipios y Provincias, Madrid, martes 16 de noviembre de 2021

Bolaños ha presidido el primer encuentro del programa "Municipios por la Tolerancia" que se ha celebrado en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en el marco de su 40 aniversario, con motivo del Día Internacional de la Tolerancia.

Durante su intervención, Bolaños ha resaltado que la tolerancia es un deber legal y un activo para las sociedades. "Hablo de la dignidad de las personas. Y la dignidad no es negociable. En un país democrático, lo normal es pensar diferente y la diferencia es expresión de la libertad individual y colectiva", ha destacado el ministro.

El ministro de la Presidencia ha puesto de manifiesto la necesidad de bajar los decibelios del debate "para evitar que el clima de confrontación que alientan ciertos sectores sociales y políticos se traslade a la vida cotidiana de nuestros pueblos y ciudades".

Asimismo ha destacado el papel vertebrador de los municipios, fundamental para afrontar y superar el reto de la recuperación justa y materializar los compromisos de la Agenda 2030, como la construcción de pueblos y ciudades más sostenibles y saludables, la digitalización, la lucha contra el reto demográfico o la economía circular, entre otros.

Este es el sentido del programa "Municipios por la Tolerancia", cuyos objetivos son gestionar la diversidad de manera democrática, inclusiva y solidaria y reivindicar la tolerancia, como valor y práctica necesaria para el respeto a los derechos y libertades.

"Vivir en sociedad exige el diálogo entre diferentes. Y el diálogo entre diferentes es el camino hacia el crecimiento individual, las relaciones pacíficas y la riqueza intercultural", ha asegurado Bolaños que ha reconocido la labor de los municipios que forman parte de este programa.

El ministro de la Presidencia ha resaltado que España se ha convertido en uno de los países más tolerantes y más libres, de Europa y del mundo. "Queda mucho por hacer. Pero, sin duda, hay hitos que nos pueden hacer sentir un orgullo legítimo de país. Hitos que van desde haber sido uno de los primeros países del mundo en aprobar el matrimonio igualitario hasta haber liderado la acogida de los refugiados que huían de la guerra en Afganistán", ha concluido Bolaños.