Clausura del ciclo de conferencias sobre Azaña en el Ateneo de Madrid

Calvo reivindica el pensamiento de Azaña: "Se colocó en el espacio de la construcción, que es lo que necesitamos ahora, porque la política no puede transcurrir siempre en el combate"

Ateneo, Madrid, lunes 30 de noviembre de 2020

"Azaña tuvo una gran capacidad de leer los escenarios políticos, de hacer una lectura correcta de lo que ocurría", ha dicho la vicepresidenta durante la clausura del ciclo de conferencias que ha celebrado el Ateneo de Madrid, dentro del programa conmemorativo oficial del 80 aniversario de la muerte de Manuel Azaña. Al acto también han asistido el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, y el presidente del Ateneo, Juan Armido.

Carmen Calvo ha agradecido al Ateneo de Madrid este ciclo de coloquios, que fueron inauguradas por el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, y que han contado con la participación de intelectuales y expertos en la figura de Azaña. "Para el Gobierno es muy importante lo que ha hecho el Ateneo con estas jornadas dedicadas a Don Manuel Azaña, porque es crucial que desde la política de Memoria Democrática se le puedan rendir también los honores que le corresponden".

La vicepresidenta se ha querido unir también al acto de homenaje que esta institución celebró el pasado viernes en memoria de Francisco Largo Caballero: "No podemos avanzar en términos de concordia y de paz si deconstruimos el espacio en relación a la dignidad y a la honra de quienes batallaron en un momento tan importante de nuestro país", ha dicho la vicepresidenta, que ha añadido que "soy de las que piensa que sin ellos no estaríamos hoy aquí".

Carmen Calvo ha recordado la figura de Manuel Azaña como la de "un gran patriota" y un hombre "que supo hacer política apostando por la democracia y la paz".

"Debemos mucho a Azaña" ha dicho la vicepresidenta, "estamos dispuestos a preservar su memoria, especialmente entre los jóvenes, que tienen que saber lo que ocurrió en un momento constitucional de nuestro país, cuando en un golpe de Estado, algunos se pronunciaron contra la democracia", ha añadido.

Poco antes de clausurar este ciclo de conferencias, la vicepresidenta primera ha querido visitar el despacho que Manuel Azaña tuvo en el Ateneo de Madrid y ha firmado en el libro de honor "en agradecimiento y en honor a su figura y de quienes como él pagaron muy caro la defensa del orden constitucional y de la democracia".

Manuel Azaña estuvo muy vinculado al Ateneo de Madrid. Fue su secretario, presidente, y perteneció al selecto y reducido grupo de socios ateneístas que fueron primeros ministros de paña. Fue también el único socio que llegó a ser Jefe de Estado.

Con este ciclo de conferencias que hoy se ha clausurado se ha dado inicio a un extenso y multidisciplinar programa de actos que conmemoran la muerte en el exilio del que fuera presidente de la República. Una programación que se extenderá hasta la próxima primavera e incluye conferencias, coloquios, mesas redondas, exposiciones, conciertos, teatro, danza, cine de época y lecturas de su obra, entre otras actividades.

Más Información