Tras la reunión informativa sobre la Ley de Memoria Democrática con el presidente de la FEMP

Carmen Calvo: "La Memoria Democrática nos pertenece a todos en el respeto y en la diversidad, en las libertades y derechos de la gran democracia que somos"

Jueves 1 de octubre de 2020

Tras la misma ha declarado que "la Memoria Democrática nos pertenece a todos en el respeto y en la diversidad, en las libertades y derechos de la gran democracia que somos. Es un gran asunto de la dignidad de un país, pero además es un derecho que tienen las víctimas y sus familias para poder estar en paz con su propia memoria familiar".

La vicepresidenta 1ª ha anunciado que "el próximo martes en el Consejo de Ministros estableceremos una orden de subvenciones de 750.000€ para la FEMP, destinada a trabajar en el avance de la Memoria Democrática durante este año", y ha proseguido su intervención señalando que "para el Gobierno de España es muy importante que los ayuntamientos, a través de la FEMP, se dispongan a hacer también la parte del trabajo que les corresponde", indicando a este respecto que "necesitamos seguir identificando fosas comunes, restos de las personas desaparecidas, restituyendo su memoria y su dignidad y respetando a sus familias, que durante muchísimo tiempo han tenido que mantener la antorcha del recuerdo, en muchos casos en solitario, con extraordinaria paciencia y con gran generosidad para el buen nombre de nuestro país".

Asimismo, Carmen Calvo ha recordado que "hay una parte muy invisible de la aportación que las mujeres hicieron a la lucha antifascista, una parte poco reivindicada y estudiada de la represión que tuvieron que soportar, y también otros colectivos que por el ejercicio de su libertad sexual fueron criminalizados".

"Este país no puede hacer oídos sordos a lo que le ha dicho la ONU, el Consejo de Europa, el Parlamento Europeo y las propias Cámaras españolas: no podemos tener fosas comunes con desaparecidos y con compatriotas sin identificar: es un deshonor para este país", ha continuado la vicepresidenta, definiendo la futura Ley como "adecuada y seria para lo que se exige de España en los organismos internacionales: está en los parámetros del derecho humanitario internacional y del artículo 10 de nuestra Constitución y trata de ser equilibrada con las diferentes posiciones que el movimiento memorialista de nuestro país ha ido trazando".

Por último, y preguntada por la polémica decisión del Ayuntamiento de Madrid con respecto a las calles dedicadas a Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero, la vicepresidenta del Gobierno ha recalcado que "estamos hablando de dos personalidades de la vida política y de la historia de nuestro país, que llegaron a los lugares de responsabilidades públicas mediante las urnas, en una España democrática y constitucional contra la que se produjo un golpe de estado. Ellos ejercieron cargos públicos porque así lo quisieron los ciudadanos, son dos memorias honrosas. El Gobierno de España lleva razón cuando quiere que todas estas cuestiones estén reguladas en una Ley mucho más contundente y clarificada en el espacio político de nuestro país, por cuanto situaciones como éstas resultan inaceptables e inconcebibles en el siglo XXI, en una democracia europea".

Más Información