Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

El Gobierno traslada una queja a la presidenta del Congreso por incumplir el Reglamento en la sesión de control

Miércoles 12 de septiembre de 2018
Sesión de control al Gobierno en el Congreso (Foto: Archivo)
Pool Moncloa/Archivo

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha trasladado su queja, a través de una carta, a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, por el incumplimiento en el Reglamento que se ha producido hoy en la sesión de control al Gobierno al permitir que el diputado Albert Rivera no formulara la pregunta incluida en el orden del día al presidente del Gobierno.

Las preguntas orales en el Pleno están reguladas en el artículo 188 del Reglamento, cuyo apartado 3 regula el debate de las mismas, así como los plazos de presentación y, en su caso, sustitución. La Resolución de la Presidencia del Congreso, de 10 de junio de 2008, sobre el desarrollo del artículo 188 del Reglamento (modificada el 15 de noviembre de 2016), establece que las preguntas se pueden presentar hasta el jueves de la semana anterior a las 18 horas. Pueden ser sustituidas en dos momentos diferentes: hasta el viernes a las 20 horas por preguntas relativas a los acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros y, por otro lado, hasta el lunes a las 12 horas por preguntas que se refieran a hechos o circunstancias de especial actualidad o urgencia.

El diputado del Grupo Ciudadanos no ha solicitado la sustitución de la pregunta en ninguno de los dos plazos establecidos. El Gobierno no entiende que la Presidencia del Congreso haya permitido que se haya formulado una pregunta que nada tenía que ver con la registrada y no haya llamado a la cuestión al diputado para que realizara la pregunta incluida en el orden del día.

Recuerda la vicepresidenta en el escrito que el artículo 32 establece el deber de la Presidencia de la Cámara de cumplir y hacer cumplir el Reglamento, y considera que la Presidenta ha permitido a un diputado incumplir flagrantemente las normas del debate parlamentario, sin llamarle a la cuestión, y permitiendo un debate no previsto en el orden del día.