Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Carmen Calvo afirma que el Gobierno se relacionará con "lealtad, respeto y diálogo" con todas las instituciones del país

Congreso de los Diputados, martes 3 de julio de 2018
Congreso TV

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha comparecido esta mañana ante la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados para establecer las líneas de actuación de su departamento.

​"Este Gobierno se va a relacionar de forma leal y respetuosa con la diversidad ideológica de nuestro país, en las Cortes y en el resto de las administraciones públicas" ha señalado Calvo al inicio de su intervención, destacando  la "lealtad, respeto y diálogo como señas de identidad".

La vicepresidenta ha señalado como una prioridad "devolver al Parlamento la posición de centralidad que le corresponde en nuestro sistema institucional" porque "lo demanda la realidad, la aritmética parlamentaria nos los exige" y sobre todo "por profunda convicción democrática".

Calvo se ha comprometido a comparecer ante la Comisión Constitucional al inicio de cada periodo de sesiones y a "dejar atrás algunas prácticas" como los vetos parlamentarios "para no impedir que la cámara dialogue y participe". La vicepresidenta ha subrayado que "este Gobierno no va a eludir la rendición de cuentas y la presencia de sus miembros ante las Cortes será habitual".

La vicepresidenta apuesta por "recuperar la cultura de negociación, de colaboración y de encuentro",  olvidando "las mayorías absolutas" y "posiciones cerradas". Calvo ha afirmado que la negociación, el debate e incluso "las entregas necesarias para encontrar un acuerdo, no nos debilitan. Se es mucho más fuerte cuando se entiende al otro. Se es mucho más fuerte cuando en un pacto se acercan posiciones".

Igualdad

Carmen Calvo ha anunciado que la igualdad será un "eje vertebrador y transversal de toda la política de este Gobierno". "La democracia es sinónimo de Estado de Bienestar y ambos, sinónimo de Igualdad y de lo que consideramos mejor concepto de justicia en el siglo XXI", ha dicho la número dos del Ejecutivo, que se ha comprometido a cumplir, "reforzar y mejorar" el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y ha pedido  la "ayuda y lealtad" de todos los grupos para poder garantizar la protección de las mujeres frente al "terrorismo machista".

La vicepresidenta ha anunciado una próxima intervención ante la Comisión de Igualdad cuya fecha está por determinar.

Por otro lado, y dentro de su exposición de las líneas que están marcando las políticas sectoriales del Gobierno, Carmen Calvo ha señalado que "trabajamos a buen ritmo en un plan director contra la explotación laboral", recordando que "en esta Cámara hay registradas por parte del Grupo Parlamentario  Socialista una Ley de Igualdad Laboral entre hombres y mujeres, y una Ley contra la Desigualdad Salarial: esta será también una línea maestra del trabajo de este Gobierno".

Recuperar libertades y derechos

La vicepresidenta ha indicado durante su comparecencia que "acabaremos con aquellos elementos más regresivos de la denominada Ley Mordaza, se trata de recuperar libertades y derechos, la democracia no puede ir en dirección contraria a la madurez de una sociedad como la nuestra" estableciendo también como "principal objetivo" del Gobierno la aprobación de una "Ley de cambio climático y de transición energética  por la responsabilidad de presente que tenemos ahora de trasladar el futuro a las siguientes generaciones". "España necesita que una parte muy importante de su modelo productivo gire en conexión directa con el mundo sostenible, que incluirá la derogación del llamado impuesto al sol", aseguró la ministra. 

Otro de los anuncios de la vicepresidenta en la Comisión Constitucional, ha sido el impulso del II Plan de Derechos Humanos, cuya vigencia caducó en el 2012 y que según Carmen Calvo "el anterior Gobierno dejó al abandono más absoluto".

La vicepresidenta y ministra ha afirmado que el Gobierno está trabajando en este nuevo documento, que se someterá a debate en el Parlamento, y cuyo objetivo es "reforzar la dimensión más profunda del modelo democrático" y "mejorar la promoción y protección de los derechos humanos".

Modelo territorial

En cuanto al modelo territorial, Carmen Calvo ha declarado que nuestro país ha sido mejor no solamente por democrático sino que "ha sido mejor en la resolución de los problemas más importantes porque tenemos autonomías, porque hemos sido capaces de mirar con verdad y sin trampas la historia y la diversidad territorial de nuestro país. En algún momento, con el debate social y político correspondiente pero también  sin ningún tipo de temor, hemos de afrontar la reforma de nuestro texto constitucional. Tendremos que alcanzar los acuerdos que la norma obliga, no tenemos que eludirlo".

Con respecto a la situación política en Cataluña, la vicepresidenta ha incidido en que "estamos dispuestos a establecer diálogo franco, sin cortapisas  y respetuoso" con Cataluña, y espera que ese respeto sea compartido porque el cumplimiento de la legalidad y de las normas "es una obligación de ida y de vuelta". Calvo ha llamado a "no engañarnos ni trasladar mensajes que no nos lleven a un espacio que no sea de construcción y de encuentro".

Europa

Calvo ha defendido, por otro lado, la necesidad de impulsar una política europea común de asilo y ha dicho que el Ejecutivo está decidido a hacer compatibles "la seguridad en las fronteras exteriores de la Unión Europea  con los Derechos Humanos de los que tienen que huir de  la guerra y la miseria". 

La vicepresidenta ha apostado por una "Europa que democratice más sus instituciones, que las fortalezca en los mecanismos de control y que rinda sus objetivos al fortalecimiento del proyecto común europeo".

Por último, y sobre el traslado de los restos de Franco, la vicepresidenta ha reiterado la intención del Gobierno de convertir el Valle de los Caídos en "un lugar público de honra a la paz, a la democracia y a la memoria común" y ha dicho que se está trabajando en distintos niveles administrativos para cumplir la normativa de forma "escrupulosa", aunque la decisión política "ya está tomada". "No habrá mejor homenaje a los 40 años de democracia que haber cerrado muchas de estas heridas que están por resolver", ha insistido.